sábado, 16 de noviembre de 2013

Se estima que mueren 2.5 millones de alcohólicos al año en el mundo


El abuso en el consumo de alcohol ocasiona 2.5 millones de muertes cada año en el mundo, de las cuales 320 mil son de personas de 15 a 29 años de edad. En México, es un problema que afecta a 26 millones de individuos que toman más de cinco copas por ocasión entre los hombres y más de cuatro en las mujeres. Del total, alrededor de 1.9 millones son adolescentes y destaca el incremento de esta adicción entre las jóvenes, una por cada tres varones bebedores. En los adultos la relación es de siete a una.
 
Organizaciones civiles aseguraron que es una tendencia que ha venido en aumento en los últimos años. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) 2011, la dependencia al alcohol se duplicó entre 2002 y 2011 al pasar de 3.5 a 6.2 por ciento en los hombres, y en las mujeres se triplicó, pues subió de 0.6 a 2 por ciento.
 
Ayer, las agrupaciones encabezadas por la Asociación Mexicana sobre la Adicción (Amesad) ofrecieron una conferencia para abordar esta situación y exhortar al gobierno de México que se sume a la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de declarar el 15 de noviembre como el Día Mundial sin Alcohol.
 
José Manuel Castrejón, vicepresidente ejecutivo de Amesad, resaltó que entre los factores que explican el fenómeno está la baja percepción de riesgo que tienen las personas y el aumento en la permisividad social para el consumo.
 
Las mayores afectaciones se dan en los adolescentes, porque su cerebro aún en desarrollo es expuesto a sustancias como el alcohol y otras drogas legales (tabaco) o ilegales que incrementan el riesgo de caer en adicciones y sufrir otro tipo de consecuencias, incluso la muerte a causa de accidentes o como resultado de la violencia.
 
Una revisión de los datos en el servicio médico forense de 20 entidades –como parte de la ENA 2011– encontró que 24.4 por ciento de los decesos ocurrieron bajo la influencia de algún tipo de sustancias, mientras otros datos de la Secretaría de Salud (Ssa) indican que en la mitad de los accidentes de tránsito los conductores se encuentran bajo los efectos del alcohol y en su mayoría son jóvenes menores de 29 años.
 
Más grave es el dato de la edad de inicio en el consumo de alcohol. A escala nacional, 55.2 por ciento de los entrevistados en la ENA 2011 dijo que tenía 17 años o menos cuando empezó a beber; sin embargo, en el Distrito Federal, donde se cuenta con información estadística cada tres años sobre el comportamiento del consumo en adolescentes, el promedio de edad de inicio es a los 12.6 años.
 
Significa, comentó Rafael Camacho Solís, director del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA) en el Distrito Federal, que se está violando la ley que prohíbe la venta de alcohol a menores de edad.
 
Por otra parte, información de los Centros de Integración Juvenil señala que en 2012 atendió a 519 pacientes de seis a 12 años, 68 por ciento con problemas por uso de sustancias ilegales y 32 por ciento por abuso en tabaco y alcohol. Además, 42 por ciento de los usuarios de estos servicios tenían 17 años o menos.
 
Jessica Ángeles, especialista en el tema del abuso de sustancias, comentó que cuando un individuo es dependiente del alcohol, afecta a otras cinco personas a su alrededor, generalmente de su familia. Significa que si en México hay 5 millones de alcohólicos, alrededor de 30 millones sufren las consecuencias, entre otras, violencia intrafamiliar, descuido de los niños, sentimientos de soledad y abandono, afectaciones emocionales, como depresión y ansiedad, y problemas económicos.
 
El Día sin Alcohol o contra el abuso del alcohol, como propuso ayer Camacho Solís, se celebra en España y algunos países de América del Sur.
- See more at: http://www.tabascohoy.com/2/notas/index.php?ID=160313#sthash.uVOBcsfE.dpuf