martes, 12 de agosto de 2014

Afirman que Robin Williams fue encontrado con un cinturón al rededor del cuello



Las autoridades estadunidenses anunciaron este martes que el fallecido actor Robin Williams fue encontrado el lunes en el dormitorio de su residencia de California (oeste) "con un cinturón alrededor del cuello", ligeramente suspendido y con cortes en las muñecas.


"Estaba sentado, inerte, con una correa alrededor del cuello y el otro extremo de la correa acuñada entre la puerta del armario y el marco de la puerta", dijo en rueda de prensa el teniente Keith Boyd del condado de Marin, cerca de San Francisco, agregando que el comediante falleció de "asfixia por ahorcamiento".


Boyd descartó confirmar o negar si el actor de 63 años, que sufría una severa depresión, se había suicidado al señalar: "No estamos divulgando esa información porque hay una investigación en curso", aunque no había aparentes "señales de forcejeo" en el lugar.

No era un secreto que el actor ganador de un Óscar lidió por años con brotes periódicos de consumo de drogas o alcohol y depresión: él mismo hacía referencia a ello en sus rutinas de comedia. Pero la noticia de su suicidio el lunes en su casa en el área de la bahía de San Francisco dejó tanto a sus amigos en Hollywood como a sus vecinos en el vecindario de Tiburón igualmente pasmados y afligidos.

El actor y comediante, conocido por sus papeles en Mrs. Doubtfire, Good Morning Vietnam o La sociedad de los poetas muertos, sufría desde hacía un tiempo una "severa depresión", explicó su representante Mara Buxbaum.

Su esposa, Susan Schneider, fue la última en verle vivo la noche del domingo. La policía de Tiburón, una localidad situada cerca de San Francisco (California, oeste de Estados Unidos) en donde Williams tenía su residencia, declaró la muerte del actor a las 12 horas 02 (19 horas 02 GMT) del lunes.

"Nuestro deseo es que la atención no esté puesta en la muerte de Robin, sino en los incontables momentos de alegría y risas que regaló a millones de personas", pidió la viuda del actor, quien aseguró tener "el corazón totalmente destrozado".

La prensa estadunidense aseguró que Williams entró hace tan solo unas semanas en un centro de desintoxicación para superar sus adicciones, un problema que nunca ocultó y del que habló públicamente.


"La cocaína es la manera que tiene Dios de hacerte comprender que ganas demasiado dinero", llegó a bromear en una ocasión.

En 2006 comenzó voluntariamente un tratamiento tras recaer en el alcohol después de 20 años sobrio.

Fuente: jornada