domingo, 28 de junio de 2015

Grecia cierra bancos y limita acceso a cajeros automáticos



STRIMH - El primer ministro, Alexis Tsipras, anunció que los bancos en Grecia estarán cerrados por tiempo indefinido y el gobierno ha ordenado restringir los retiros de dinero como recomendación del banco central del país.

Tripras no comentó más detalles acerca del cierre de los bancos o el control que mantendrán con los cajeros automáticos.

Este mensaje fue televisado después de un Consejo de Ministros de emergencia, y dos funcionarios del sector financiero creen que los bancos podrían estar cerrados por varios días.

"La negativa de la prórroga conlleva medidas de restricciones bancarias en la retirada de depósitos", comentó Tsipras.

Estas acciones han puesto en duda el futuro financiero de Grecia y no se sabe si seguirá siendo parte de las 19 naciones que usan el euro como moneda.

Horas antes del comunicado, el Banco Central Europeo no incrementó la cantidad de liquidez de emergencia disponible para las instituciones de crédito a las que se pueden acceder desde el banco central.

"Es ahora más evidente que esta decisión no tiene más propósito que chantajear la voluntad del pueblo griego e impedir que el proceso democrático del referéndum transcurra sin contratiempos", afirmó Tsipras.

Se prevé para el próximo domingo la consulta popular, pero el rescate financiero de Grecia expira el próximo martes y los 7,200 millones de euros restantes no podrán estar disponibles para Grecia después de esa fecha.

El consejo de gobierno se ha reunido este domingo por teleconferencia para decidir si se mantendrá la liquidez para los bancos griegos después de la interrupción de negociaciones entre Grecia y sus acreedores.

Por su parte, Yannis Stournaras, gobernador del Banco de Grecia, afirmó: "el Banco de Grecia, como miembro del Eurosistema, tomará todas las medidas necesarias para asegurar la estabilidad financiera para los ciudadanos griegos en estas difíciles circunstancias".

Por lo anterior, durante el fin de semana, en las calles de Grecia se han podido ver largas filas de ciudadanos que retiraban su  dinero de los cajeros automáticos, lo que resume en unos 400 millones de euros, que se suman a otros 4,000 millones que se sacaron de los bancos la semana precedente por miedo a que el país termine fuera de la zona europea.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann y otros cinco miembros del consejo de gobierno votaron la semana pasada en contra de mantener la ayuda financiera a los bancos griegos.

Desde marzo del presente año, el BCE y los bancos centrales nacionales han estado comprando grandes cantidades de deuda pública de los países de la zona del euro, pero Grecia se encuentra excluida de ese programa.