lunes, 7 de septiembre de 2015

Pareja intentó asesinar a sus tres hijas en San Luis



STRIMH - Los padres de tres niñas  de 7, 6 y 3 años de edad, decidieron quitarles la vida para evitar que hablaran acerca de los abusos sexuales que sufrían y evadir los conflictos en trámites por su custodia al separarse, pero no lograron su cometido, sin embargo, lograron asesinar a una de las menores.

Los hechos ocurrieron en San Luis Potosí, donde se capturaron a los asesinos, Hilario Isrrael y Alba Angélica, ambos de 26 años de edad, quienes confesaron sus crímenes, incluyendo información acerca de cómo planearon el asesinato de sus propias hijas y actuaron contra una de ellas.

La madre, quien estaba arrepentida de lo ocurrido, afirmó que ella y su esposo decidieron separarse por problemas maritales y derivado de tal situación, decidieron matar a sus hijas, para que "nadie disfrutara ni peleara la patria protestad de ellas", ni las familias y menos los abuelos paternos quienes peleaban ante un juez para que dejaran a las niñas a su cuidado por el maltrato que sufrían con sus padres.

Según El Pulso, cuando los padres estaban separados, el 28 de agosto, Hilario acudió a la casa de la madre para tratar de arreglar su situación matrimonial, sin embargo, tras una discusión de días, decidieron crear su malvado plan, en el que privarían de la vida a sus hijas y echarían los cuerpos a una cisterna.

La madre de las niñas consiguió que sus suegros le dejaran a las niñas por medio de mentiras, y ya estando en la vivienda, a la mayor de ellas, Evelin, de 7 años, le ordenó que fuera a la recámara de su padre y que hiciera lo que él le mandara. Alba confesó que escuchó a la niña gritar "no papá, no por favor!".

Después de 10 minutos, Hilario llevaba a la niña muerta fuera de la habitación, para después aventarla a la cisterna. Después realizó la misma operación con Nohemí, la niña de 6 años, pero la madre se arrepintió cuando el padre intentó hacer lo mismo con la más pequeña, por lo que intentó sacar a las niñas de la cisterna.

Sin embargo, sólo logró salvar a la menor de 6 años. La autopsia reveló que la niña de 7 años falleció debido a asfixia por sumersión, además de presentar lesiones y previamente haber sido abusada.