viernes, 15 de julio de 2016

Asciende a 84 el número de fallecidos en el atentado en Niza



STRIMH - La cifra de fallecidos en el ataque en Niza, Francia, donde un camión embistió a la multitud que celebraba la fiesta nacional en la Rivera Francesa, ha ascendido a 84, según lo informaron las autoridades.


El autobús tomó vuelo desde 2 km atrás y embistió al grupo de gente, en un acto que el presidente Francois Hollande calificó como terrorista.


Esto ocurre a ocho meses de los hechos en París, donde los yihadistas del grupo Estado Islámicos mataron a más de 130 pesonas.

La noche del jueves, un camión blanco se introdujo a toda velocidad en el Paseo de los Ingleses, la rambla costera de Niza, la cual estaba llena de familias para presenciar los habituales fuegos artificiales por el aniversario del inicio de la Revolución Francesa.

El vehículo que pesa 19 toneladas, avanzó por dos kilómetros arrollando a toda la gente a su paso, hasta que el conductor, quien contaba con una pistola, disparó varias veces y luego fue abatido por la policía.

"Era un caos. Vimos gente herida (...) escuchamos gritar a muchas víctimas", dijo un reportero de la AFP.

La policía afirmó que aún no se había podido corroborar la identidad del conductor, pero en el interior del camión lograron encontrar documentos a nombre de un ciudadano franco-tunecino, de 31 años de edad con domicilio en Niza.

Algunas horas después del atentado, el camión permaneció frente a un lujoso centro hotelero, con los neumáticos perforados y la puerta derecha llena de orificios por bala.

Por su parte, el jefe de estado, regresó en la noche desde Aviñón a París, para ponerse al frente de una célula de crisis, advirtiendo que pese a los ataques, Francia tendrá que reforzar su acción en Siria e Irak,

"Nada nos hará ceder en nuestra intención de combatir el terrorismo. Vamos a reforzar nuestra acción en Siria e Irak. Vamos a seguir golpeando en sus reductos a quienes nos atacan en nuestro propio suelo", afirmó Hollande.

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha condenado los hechos, al igual que el presidente francés, como un ataque terrorista.

"Nos solidarizamos con Francia, nuestro más antiguo aliado, en momentos en que enfrenta este ataque", dijo Obama en un comunicado, además de ofrecer la ayuda de Estados Unidos en la investigación para hallar a los responsables.