sábado, 26 de noviembre de 2016

Servicios de lujo ADO GL, un servicio de porquería



Servicios de lujo, línea ADO GL, una patraña para hacer creer a sus clientes que viajan en autobuses de lujo y con la mayor seguridad posible, cuando en realidad muchos de sus autobuses están para servicio económico, entre OCC y ADO GL sólo hay de diferencia dos pantallas más, sonido con audífonos  y una botellita de agua o refresco, sala de espera y asientos más amplios.



Todo suena bien y funciona perfectamente, durante los primeros años uso de esta línea de lujo, pues ahora algunos autobuses están tan dañados que debería darles vergüenza decir que se trata de un servicio de lujo.




En las imágenes, pertenecientes a la unidad 8233 de ADO GL, tomadas el 22 de noviembre de 2016, se puede notar un arreglo bastante sofisticado en la palanca para reclinar el asiento, la cual al jalarla, se cae el asiento hasta atrás, golpeando al otro pasajero. El porta vasos roto, seguramente por lo mismo, ya que el diseño hace que cuando un asiento se reclina demasiado, presiona la botella en el porta vasos, mismo que esté hecho de plástico, ocasionando su ruptura. Claro que también pudo deberse al mal uso por parte de los pasajeros.

El módulo para conectar los audífonos, inservible, escuchándose demasiado ruido y no se entiende nada, y ¿qué dice el chofer?, hay que perder horas esperando hablar con el gerente para levantar la queja.
Esto sólo en un asiento, recorriendo toda la unidad, hay al menos 8 asientos con un problema de estos, basura entre los asientos, las rejillas del aire acondicionado rotas, el indicador de los baños inservible.

Si a esto le aunamos el mal servicio de los choferes, que pasan los topes como si estuvieran llevando animales, no hacen uso del micrófono para dar indicaciones, las ventanas puercas como si no las hubieran lavado en meses, aún luego de haber terminado de “limpiar” para que suban los pasajeros.

Pero como se trata de provincia, especialmente en el sur del país, donde la gente no sabe de calidad y buen servicio, se aprovechan para vender unos audífonos desechables y una botella de agua como servicio de lujo.
Sin mencionar que en algunas terminales sólo dan la botella de agua y los audífonos sin bolsa, cuando en otras terminales a veces entregan un sándwich o algo parecido.

Estamos de acuerdo con que la gente es muy puerca y mal educada, y si algo está roto o no funciona es por el mal uso que se le da, pero es responsabilidad de la empresa mantener los autobuses en perfecto estado, y vender lo que ofrecen.

Es una vergüenza decir que se trata de un servicio de lujo cuando en el centro del país o en el norte, las líneas más comunes, como primera plus por ejemplo, cuentan con pantallas en cada respaldo para poder elegir la película o canción de preferencia, un posa pies amplio y con cojín, que no tiene nada que ver con la porquería de plástico de ADO, y un paquete de cortesía con jugo o refresco, sándwich, café y té y galletas, y por supuesto, no lo llaman servicio de lujo.

Si eres un pasajero inconforme y quieres evidenciar el mal servicio, aparte de la respectiva queja en PROFECO, envíanos tus fotos y experiencias.