sábado, 28 de enero de 2017

Diputados rusos aprueban ley que permite la violencia familiar



STRIMH - La Duma rusa aprobó en la tercera y última lectura el proyecto de ley que legaliza la violencia doméstica, siempre que la agresión cause daños a la salud de la víctima y no se repita.


La ley fue adoptada por 380 diputados y únicamente tres votos en contra, aún debe ser votada por los senadores y luego promulgada por el presidente Vladimir Putin, como formalidad.


La ley establece que las agresiones que causen dolor físico y dejen moretones o rasguños en las víctimas no se considerarán como delito.

Sólo en caso de que el agresor vuelva a golpear al mismo familiar podrá ser procesado por vía penal y castigado con cárcel, además de que el agredido tendrá que demostrar los hechos, ya que la justicia no actuará de oficio antes estos casos.

"Queremos demostrar que los diputados rusos no van a seguir los excesos que vemos en Europa occidental", dijo el diputado del partido Rusia Unida, Andrei Issayev.

El 90% de los denunciantes "finalmente no acuden a los juzgados, porque el procedimiento es muy engorroso y porque el agresor es alguien del entorno más próximo, que casi siempre comparte hogar con su víctima", dijo la abogada especializada en violencia de género, Marí Davtlán.

Este proyecto de ley ha provocado críticas de militantes rusos de derechos humanos, que consideran que socava la lucha contra las violencias domésticas.

El presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, afirmó que son inaceptables las presiones por parte del Consejo de Europa, que se dirigió por escrito a ambas cámaras del Parlamento ruso para expresar su preocupación.

Según encuestas, casi un 60% de los rusos respaldan una reducción del castigo para conflictos menores en materia familiar.

Entre 12 mil y 14 mil mujeres mueren cada año por ataques de sus parejas, según datos difundidos por el Ministerio de Interior ruso en 2008.