lunes, 30 de enero de 2017

¿Dónde se esconde la paranoia en el cerebro?



La neuropsiquiatra de la Universidad de Iowa, Nancy C. Andreasen, afirma que la propensión a padecer paranoia no depende de una sola anomalía, sino de trastornos en varias regiones del cerebro y sus conexiones. 


En pruebas con escáneres cerebrales de individuos afectados, aparece actividad más baja de lo normal en los lóbulos frontales, más aún cuando se tienen alucinaciones, además de atrofia en el tejido cerebral. 

Otros estudios relacionan la paranoia con complicaciones en el parto, falta de oxígeno o el bajo peso del bebé. 

La imagen muestra cerebros con alucinación esquizofrénica. El color azul representa actividad mínima, mientras que el amarillo representa actividad máxima.