lunes, 30 de enero de 2017

La sangre sintética llegará en 2017



Este año, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, comenzará a probar sangre producida en laboratorio en seres humanos sanos. 


Para obtener la sangre, los científicos utilizarán donaciones de célular madre de adultos y del cordón umbilical de recién nacidos. El objetivo de esto es obtener una sangre universal que ayude a tratar a las personas que necesitan transfusiones regulares, como los afectados por talasemia y otros tipos de anemia, y a los pacientes con grupos sanguíneos poco comunes. 

Las primeras pruebas serán con pequeñas cantidades de sangre, que van de 5 a 10 mililitros, para descartar efectos afversos y estudiar el tiempo de supervivencia de los glóbulos rojos sintéticos en el organismo. 

Si los resultados son satisfactorios, se seguirá a la producción para uso médico, aunque no existe aún un plazo definido para lograrlo. 

Esto sería un gran avance para lograr conseguir una fuente inagotable segura de sangre para transfusiones, además de que garantizará transfusiones sin riesgo de transmisión de los virus del Sida o Hepatitis.