domingo, 22 de enero de 2017

Reseña de "Lo mejor de mi vida"



Lo mejor de mi vida o Fathers and daughters en su título original, es una película dramática dirigida por Gabriele Muccino y protagonizada por Rusell Crowe, Amanda Seyfried y Kylie Rogers, basada en el guión de Brad Desch, escrito en 2012.



La historia es bastante interesante, pues permite ver los problemas psicológicos que puede ocasionar un accidente y todos los eventos que se desencadenan a raíz del mismo. Aunque a momentos se vuelve tediosa y quizás aburrida, la película mantiene un interés del espectador por saber qué pasará, sobretodo por la mezcla de tiempos.

Dicha mezcla, entre la infancia y la vida adulta de la joven que perdió a ambos padres a causa de un accidente automovilístico, deja mucho en qué pensar cuando uno observa la personalidad tierna y sensible de la niña que ama a su padre, contra la personalidad fría de la persona en su vida adulta, que incluso se vuelve maniática sexual para encontrar un sentimiento que le es difícil encontrar con otros actos de la vida cotidiana.

Los problemas que causa un trauma en un niño cuando pierde uno o ambos padres son terribles, se marca la vida para siempre, y eso es algo que esta película deja ver. El relleno sobre los tíos que quieren adoptar a la niña dan más drama a la película, pero es algo que se pudo haber cambiado por una historia mejor.

Recomiendo esta película, y si la ves, saca tus propias conclusiones, al fin, esta reseña es por parte de un espectador común, no de ningún experto en temas de psicología o similares.