jueves, 16 de febrero de 2017

CEO de Ford afirma que la compañía no se fue de México




STRIMH - Gabriel López, presidente y director general de Ford México, afirmó que la empresa no se fue de México.


Durante su primera conferencia de prensa, explicó que la compañía ya no construirá la planta de San Luis Potosí, pero aún opera cuatro plantas en el país, donde emplea a 9 mil personas. Además de contar con 125 distribuidores que en promedio generan otros 12,500 empleos.


“Los negocios tienen que tomar las decisiones correctas en el momento correcto y eso fue lo que hicimos. Somos una corporación que le debe un retorno adecuado a los accionistas”, dijo López, quien además aseguró que la decisión no se debe a cuestiones políticas, sino de mercado, ya que las ventas de los vehículos compactos han caído en Estados Unidos.

Por el precio de la gasolina, que se ha mantenido en dos dólares desde hace tres años, el público se volcó hacia las pickups y los SUV´s”, agregó.

“Debido a esto decidimos poner el Focus en Hermosillo y detener la construcción de la planta en San Luis Potosí. No nos gustó tomar la decisión, pero fue la correcta para los accionistas”, dijo el directivo.

Afirma también que este año, la compañía inaugurará una planta de transmisiones en Guanajuato y concluirá la ampliación del complejo en Chihuahua. Los dos proyectos suman una inversión de 2500 millones de dólares y la generación de 3,800 empleos.

“Lejos estamos de ver las consecuencias de la negociación del Nafta (acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá). El proceso de revisión es bastante largo, no va a ser de un día a otro. (…) Por supuesto hay un montón de especulación, por los comentarios del presidente Donald Trump sobre el tema, pero yo creo que es un proceso en que los tres países signatarios tendrán que recorrer”, puntualizó.

Ford envía 70% de la producción de sus plantas de Hermosillo y Cuautitlán al mercado de Estados Unidos, mientras que de Chihuahua, salen los motores de 8 cilindros para la versión de la serie F, que es el vehículo más vendido en Estados Unidos.

La empresa estadounidense compra en México 12 mil millones de dólares al año en partes y componentes para proveer a otras plantas ensambladoras que tiene en otros países, incluido Estados Unidos.