viernes, 17 de marzo de 2017

Periodista demanda a taxista por acoso, le gritó "guapa" en la calle



STRIMH - Luego de que un taxista le gritara "guapa" en la calle a la periodista y bloguera, Tamara de Anda, decidió enfrentarlo y demandarlo ante un juzgado cívico por falta administrativa.

Sucedió el pasado 14 de marzo, cuando la periodista caminaba por las calles de la ciudad cuando el sujeto le gritó desde su vehículo, acción que ella cuestionó y a la que el taxista contestó que no le hablaba a ella, por lo que la periodista afirmó que era la única persona que caminaba en ese lugar.


En su cuenta de Twitter, Tamara de Anda evidenció al conductor del taxi con matrícula A-16-057, además de detener en la vía pública a una grúa de tránsito alegando que "este señor me acosó... y quiero proceder", por lo que los agentes de tránsito respondieron llevando al taxista al Juzgado Cívico de Buenavista.

Las autoridades aconsejaron a Tamara denunciar el hecho como "delito sexual", pero ella se negó ya que "es una falta administrativa que está claramente estipulada y registrada en la ley y así debe castigarse", dijo en una grabación que compartió en Periscope.

Explicó en un video que el sujeto intentó voltear la versión de los hechos, diciendo que ella lo había llamado "acosador", por lo que la mujer que le tomó la declaración le dijo que era evidente, pues la había agredido.

Luego de rendir declaración, las autoridades aseguraron que el hombre sería obligado a pagar la multa correspondiente, por lo que la periodista se retiró del lugar.

"Yo creo que este señor la va a pensar dos veces antes de querer acosar a alguien", dijo la periodista en el video.

Polémica en redes sociales

Antes los hechos, cientos de usuarios en diversas redes sociales juzgaron a Tamara diciendo que acutó de forma exagerada, algunos incluso escribieron comentarios como "ni que estuviera tan guapa", incluso recibió amenazas.

Las redes sociales siempre han tomado un papel importante en denuncias ciudadanas y podrían convertirse en un arma de doble filo, pues siempre habrá gente a favor y en contra.

Para algunos resultó muy exagerado y un acto de doble moral, pues hasta hicieron una imagen donde aparecen dos tuits de la periodista parecidos, pero con diferente punto de vista por parte de la misma Tamara.



Este tuit del 2010 sirvió de arma para muchas personas, que afirman que se trata de una feminista interesada.

Sin embargo, por más exagerado, inmoral o discriminatorio que parezca, legalmente tuvo razón.