jueves, 27 de abril de 2017

El PRI confirmó la expulsión de Humberto Moreira



LJ - El PRI confirmó la expulsión de su exdirigente nacional, Humberto Moreira, y de la exsenador Raúl Mejía, y determinó suspender los derechos partidarios al diputado federal Alejandro Armenta Mier.

La Comisión Nacional de Justicia Partidaria por unanimidad resolvió los expedientes CNJP/PM/COA/434/2017 y CNJP/PM/NAY/487/2017 relativos a la pérdida de militancia de Moreira, ahora candidato por el Partido Joven a una diputación plurinominal en Coahuila, y a Mejía, candidato a la gubernatura de Nayarit, por el Partido Movimiento Ciudadano.


La Comisión priista que dirige Fernando Elías Calles, refirió que tanto Moreira como Mejía perdieron su lugar en el partido por "haberse registrado como candidatos a cargos de elección popular por partidos políticos distintos al Partido Revolucionario Institucional y por su incorporación a los mismos".

La CNJP también reviso el expediente CNJP/PM/PUE/527/2017, que corresponde al político poblano José Porfirio Alarcón Hernández, quien era dirigente del PRI en Puebla y ahora es representante del Partido Compromiso por Puebla, vinculado directamente al exgobernador panista Rafael Moreno Valle.

El órgano priista encargado de sancionar a sus militantes, también revisó la denuncia que presentó el coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro, César Camacho Quiroz, en contra del diputado Alejandro Armenta Mier, quien firmó el Acuerdo de Unidad Nacional convocado por Andrés Manuel López Obrador.

El político dijo que Armenta Mier incurrió en diversos actos contrarios a los estatutos del Revolucionario Institucional, principalmente porque dio su apoyo público a un partido antagónico.

Ante eso, la Comisión Nacional de Justicia Partidiaria decidió suspender sus derechos como militante como una medida cautelar en tanto emite una resolución definitiva acerca de su permanencia en las filas priistas.

Por otro lado, el INE ordenó el reitero de la candidatura del aspirante del Partido Joven, Antonio Marrufo, a la alcaldía de Francisco I. Madero, en Coahuila, por opaco en sus ingresos y gastos.