martes, 25 de abril de 2017

Preparan rescate del cuerpo de un niño que cayó a un pozo en Guanajuato



LJ - Especialistas en perforación iniciaron los trabajos para desarrollar un plan que permita rescatar al pequeño Héctor Antonio, de tres años, quien murió cuando cayó en un pozo de 66 metros de profundidad, en la comunidad 18 de marzo, en Villagrán, Guanajuato.

El niño cayó al pozo el jueves pasado, cuando acompañaba a su padrastro y un grupo de amigos a cazar liebres en el paraje "El Cuervo".


Después de cinco días de búsqueda por parte de grupos de rescate de Guanajuato, apoyados por bomberos de la Ciudad de México, la tarde del lunes se encontró el cuerpo del menor en el fondo del pozo.

“Entonces lo que queremos es que saquen a mi sobrino de ahí, supuestamente iba llegar la maquinaria desde ayer, se paró a las siete y media de la noche”, dijo un tío del niño.

Entre las medidas a tomar para el rescate del cuerpo están el realizar un pozo alterno de 65 metros, o intentar bajar a un rescatista por el pozo, aunque esta opción representa un riesgo por las condiciones de la perforación hidráulica.

“Estamos trabajando en eso ahorita, cuál es el primer paso a dar ahorita, no sabemos que es lo que se está trabajando ahorita, se está acordando con los familiares y nosotros, el organismo pues, ósea las unidades que están al pendiente todavía no sabemos cuál es la forma de trabajo”, dijo Luis Alberto Ruiz, director de Protección Civil de Villagrán.