lunes, 1 de mayo de 2017

¿Por qué se celebra el día del trabajo?



La celebración internacional del 1 de mayo como el Día del Trabajo, se origina en la represión sangrienta de una manifestación obrera en Chicago, Estados Unidos, que ocurrió el primer día de mayo de 1886.



Las organizaciones laborales de distintos países refrendaron esa fecha como día internacional de la defensa de sus derechos y como una jornada de lucha, en la que expresaban sus demandas, entre las que destacaban en ese entonces, la reducción de la jornada laboral a ocho horas, la indemnización por accidentes laborales, desaparición del trabajo infantil, reglamentación del trabajo femenil, así como condiciones dignas y seguras de trabajo y el descanso dominical.

En la República Mexicana, durante la Revolución, la Casa del Obrero Mundial, que es una asociación de corte anarcosindicalista, unificó a varias organizaciones obreras. Sus afiliados decidieron conmemorar de forma pública el 1 de mayo como día internacional del trabajo a partir de 1913. Ese año se celebró el primer desfile obrero el día primero de mayo, en donde participaron más de 25 mil trabajadores. Durante el periodo posrevolucionario, los organismos obreros mexicanos crecieron en número y en fuerza.

La conmemoración del primero de mayo se convirtió en una celebración vigorosa y tradicional, en la que se le exigía al gobierno el cumplimiento o mejora de las leyes laborales y se hacían públicas las demandas económicas y sociales de los obreros.

En la actualidad sin embargo, el primero de mayo en México se tiene como día festivo para celebrar el día del trabajo, sin trabajar, por lo que muchos empleados de gobierno y todos los bancos no laboran este día.