domingo, 11 de junio de 2017

Sus dos hijas murieron por pasar más de 15 horas en el auto sin comida ni agua



LJ - Amanda Hawkins, de 19 años, es responsable de la muerte de sus dos hijas, debido a que las dejó intencionalmente en el automóvil por más de 15 horas.

Brynn de un año y Addyson, de dos años, fueron abandonadas la noche del martes sin comida ni agua hasta mediodía del miércoles.


Según el Departamento de Policía del condado de Kerr, Hawkings visitó la casa de unos amigos acompañada de un adolescente de 16 años, cerca de las 9 de la noche.

Cuando entraron a la casa, la joven decidió dejar a las niñas en el auto, aún cuando las pequeñas estuvieron llorando y sus amigos le recomendaran que las metiera a la casa.

El alguacil confirmó que el amigo de Amanda durmió un rato durante la noche en el carro, pero tampoco sacó a las niñas.

Hasta el mediodía del miércoles la joven fue a sacar a las niñas, cuando la temperatura llegó a los 33°C, pero ya estaban inconscientes.

En vez de llevarlas al hospital, la negligente madre les dio un baño y las vistió con diferente ropa.

Finalmente, su amigo la convenció de que las niñas necesitaban atención médica, pero no lo reportó porque creyó que se metería en problemas, por lo que decidió llevarlas al Centro Médico Regional Peterson, en Kersville, el jueves.

Al llegar, su condición ya era muy mala, por lo que fueron transferidas al Hospital de la Universidad de San Antonio, a más de una hora de camino. Sin embargo, las pequeñas fallecieron a las 5 de la tarde, a unas horas de haber llegado al hospital.

Amanda dijo a los doctores que las niñas quedaron inconscientes luego de oler unas flores en un parque local, esto para evadir su responsabilidad.

Pero Hawkins confesó haber abandonado a las niñas en el auto luego de ser investigada y cuestionada por la policía.

Fue arrestada por los cargos de abandono y poner en situación de peligro a las niñas, pero la policía afirmó que los cargos aumentarían porque las niñas murieron.

En caso de ser declarada culpable, podría pasar dos años en prisión.