domingo, 4 de junio de 2017

Un sujeto murió por nadar luego de hacerse un tatuaje



LJ - Un hombre de 21 años se tatuó la pierna derecho, debajo de una ilustración de una cruz y manos en posición de oración, con las palabras "Jesús es mi vida".

Al realizarse este tipo de cosas en el cuerpo, es muy importante seguir las indicaciones de salud, como mantener el área limpia y cubierta, ya que la piel en ese momento es susceptible a una infección.


Luego de remover el vendaje y limpiar el tatuaje, el consejo que se da principalmente es aplicar un ungüento antibacterial como protección.

También es recomendable no mojarlo, esto significa tomar duchas rápidas, evitar las tinas o albercas y claro está, nadar.

Regresando a la historia del sujeto, la semana pasada el BMW Case Reports publicó que el sujeto era latino que residía en Texas. 

Cinco días después de hacerse el tatuaje, el hombre decidió ir a nadar al Golfo de México. A los tres días, fue ingresado al Hospital Parkland Memorial, en Dallas, con dolor severo en piernas y pies. Sus síntomas estaban acompañados de fiebre, escalofríos y enrojecimiento alrededor del área del tatuaje, y en sus piernas.

"Muchos de nuestros pacientes, cuando llegan a nuestra institución, vienen enfermos –y él sin duda estaba entre los pacientes más enfermos que han llegado", dijo el Dr. Nicholas Hendren, residente de medicina interna del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern.

"Había oscurecimiento de la piel, más moretones, mayor decoloración, lo que llamamos bulas –o montículos de fluido que se estaban empezando a acumular en sus piernas– lo cual, por supuesto, es alarmante para cualquiera, así como lo fue para nosotros.

"Él estaba en las primeras etapas de un choque séptico, y sus riñones ya tenía cierto daño", dijo Hedren. "Muy rápidamente, su choque séptico avanzó de... primeras etapas a etapas severas muy rápido, en 12 horas o menos, lo cual es típico de este tipo de infección".

Además, el sujeto tenía una enfermedad crónica del hígado por beber seis cervezas diarias. Fue colocado de forma inmediata en un respirador y se le suministraron potentes antibióticos.

Tuvo un resultado positivo a las pruebas para detección de Vibrio vulnificus, una bactería que se encuentra principalmente en agua de las costas oceánicas.

"En Estados Unidos, las infecciones más serias parecen ocurrir con la ingestión de ostras crudas en la Costa del Golfo, dado que se reporta que casi todas las ostras albergan la bacteria V. vulnificus durante los meses de verano y 95% de los casos estaban relacionados con la ingestión de ostras", dice el reporte.

El Dr. Hedren no pudo preguntar al paciente si sabía de la recomendación de no nadar luego de hacerse el tatuaje, pero aseguró que el sujeto y su familia no sabían qué tan rápido podría avanzar una infección seria.

Las semanas siguientes el hombre estuvo sedado por mucho tiempo. Al siguiente mes las condiciones comenzaron a empeorar, a los dos meses de haber ingresado al hospital, murió de un choque séptico.