jueves, 17 de agosto de 2017

Annabelle 2 Llega a Mexico

Annabelle 2: La Creación' es el gran estreno de esta semana y aquí te decimos si es tan escalofriante como esperas
Llega a las pantallas mexicanas la esperada secuela de Annabelle, llamada La Creación, que –como el nombre lo sugiere- explora los orígenes de esta muñeca endemoniada, con una historia que, por fin,  nos hace sentir definitivamente dentro del tétrico universo de El Conjuro.


Antes de continuar, te explico de qué trata esta precuela: 12 años después de la muerte de su pequeña hija, un fabricante de muñecas y su esposa dan asilo a seis niñas y una monja, -quien es su cuidadora- provenientes de un orfanato que recientemente cerró. Ellas comienzan a experimentar sucesos sobrenaturales involucrados con Annabelle, que las llevan a descubrir la existencia de una poderosa fuerza diabólica.
el director de esta cinta, David F. Sandberg (Cuando las Luces se Apagan) logró en esta película lo que no se hizo en la primera: ¡sustos efectivos! Se nota la habilidad en el manejo de iluminación, cámara y sonido, es decir, trajo la esencia de terror que presentó James Wan de El Conjuro, convirtiéndola en un digno y aceptable spin off de esta serie de historias.
También, Sandberg logró darle una perfecta cronología al relacionarlo con la entrega pasada, lo sucedido con los hechos de “Ed” y “Lorraine Warren” en el film de 2013, y hasta nos prepara para lo que veremos con La Monja (sí, hay un guiño de ello).

La certeza del susto recae -además del audio- en el diseño de producción ya que la granja del fabricante asemeja a un tenebroso laberinto que es inspeccionado por sus protagonistas, y da esa sensación de ansiedad y desesperación.Y hablando de las estrellas de esta segunda parte, destacan las actuaciones de la mexicana Stephanie Sigman, quien al dar vida a la “Hermana Charlotte” logra un personaje bastante creíble y medido. Sin olvidar a las pequeñas “Janice” (Talitha Bateman) y “Linda” (Lulu Wilson) que ayudan a mantener la tensión necesaria para seguir viéndolas.El miedo que siembra la muñeca Annabelle es insuperable, porque a diferencia de personajes similares -como “Chucky”- no es necesario que se mueva o hable para provocar esa emoción.