viernes, 20 de noviembre de 2020

Se anuncia a ganador para el nuevo proyecto en Chapultepec

 

El nuevo parque de diversiones llamado 

La SEDEMA (secretaría del medio ambiente) informó que la empresa portuguesa Mota Engil México y el desarrollo inmobiliario, Thor urban Capital los cuales presentaron un proyecto denominado Aztlán, serán los encargados de iniciar el proyecto del nuevo parque de diversiones en donde se ubicaba la antes Feria de Chapultepec.

Recordemos que la feria de Chapultepec perdió la licitación el 28 de septiembre de 2019 después de que un grupo de personas subiera a la atracción y sufrieran un accidente por  falta de mantenimiento y sistema de seguridad en mal estado y en donde 2 personas perdieron la vida a bordo da la Quimera al salirse un vagón de sus rieles y descarrilándose instalaciones de la Feria de Chapultepec, por lo que las autoridades de la ciudad de México decidieron que se le revocaría la concesión y comenzarían con un nuevo proceso de licitación.



La empresa portuguesa Mota Engil también tiene participación en la construcción del primer tramo del Tren Maya que se construye en el sur de México entre Chiapas tabasco y Campeche, en donde a través de un comunicado se detallaron los puntos que deberán de cumplir las empresas que participan en este proyecto al iniciar la elaboración del proyecto que será definitivo.

Este mismo proyecto deberá presentarse ante las autoridades pertinentes una vez que se haiga terminado para su revisión y autorización ante el Consejo Ciudadano del Bosque de Chapultepec y para que se cubra con los requerimientos técnicos y administrativos al 100 % necesarios para poder obtener el permiso otorgado por la Ciudad de México.

Antes de sus funcionamiento del nuevo proyecto llamado Aztlán las empresas ganadoras tendrán que de cumplir con algunos puntos de gran importancia los cuales son los mismos que se les pide a los parques de diversiones y atracciones a nivel mundial los cuales son garantizar la calidad del establecimiento y sus atracciones así mismo la seguridad de todo el personal tanto el consumidor como el trabajador y la sustentabilidad ambiental de todos los componentes de los equipos y juegos, en especial los mecánicos e incluir espacios incluyentes para todos los capitalinos.

También tendrán que prever un estricto protocolo de medidas de quejas físicas que ocasionen algún malestar, los filtros de entrada y un registro de todas las personas que ingresan y salgan del parque de diversiones además de asegurar que el personal interno cuente con programas de capacitación continua de técnicos y operadores del parque de diversiones de cara a la finalización del proyecto así como la supervisión de los juegos mecánicos y de toda la oferta propuesta para el funcionamiento de todos los espacio en general.